Implementación

El 2 de septiembre de 2016, inició la última etapa de implementación del nuevo Sistema Penal Acusatorio (SPA), entre expectativas por parte de la ciudadanía, los operadores de justicia y los abogados que ejercen el litigio penal en el Primer Distrito Judicial de Panamá.

Al haberse cumplido el primer mes de la implementación del SPA en las provincias de Darién, Colón y Panamá Centro, Este y Oeste; se plantean interrogantes, que aunque han sido superadas en áreas del interior de la república; no dejan de preocupar a los abogados de la capital y provincias aledañas.

Uno de los cuestionamientos que han sido expresados en las oficinas que reciben las denuncias del Ministerio Público, es el relativo al supuesto que plantea el artículo 554 del Código Procesal Penal al establecer que “los procesos penales iniciados con anterioridad a la entrada en vigencia de este Código, continuarán con su trámite con arreglo a los preceptos legales vigentes al momento de su investigación.”

Esta norma es interpretada por algunos juristas en el sentido que toda acción penal que se impulse después del 2 de septiembre deberá ser investigada como dice la norma con las reglas del SPA, independientemente del momento en que se dio el hecho; puesto que de lo contrario, la descarga puede convertirse en eterna.

La Corte Suprema de Justicia en fallo del Pleno de 29 de abril de 2015, dispuso lo siguiente:

“Siempre que no se afecten derechos o garantías fundamentales, las normas procesales no mantienen efectos retroactivos; la propia norma constitucional precisa que “En materia criminal la Ley favorable al reo tiene siempre preferencia y retroactividad, aun cuando hubiese sentencia ejecutoriada” (resalta el Pleno), es decir, que tal precepto guarda estricta relación con la aplicación de las normas sustantivas, señalándose la favorabilidad al sentenciado.”

Es conclusión, los hechos no denunciados antes de la entrada en vigencia del nuevo SPA serán vistos bajo el procedimiento del Código Judicial aunque la normativa utilizó el término investigación y no hechos, lo que da lugar a otras interpretaciones, salvadas por el momento por el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 5 =